jueves, 23 de febrero de 2012

CIRCULAR SONEJA-SOT DE FERRER. Castellón.


Fecha: 12-2-2012
Participantes: Silvia y Fernando
Distancia: 11,2 km.
Tiempo: 3 horas
Dificultad: Media sin dificultades técnicas (excepto un tramo con sendero alternativo PR-CV-63.9)
Recorrido: Puente sobre el río Palancia-Cordel de Castelnovo-Navajo de León-Calera de San Antonio-Ermita de San Antonio-Sot de Ferrer-Molino de Los Calores y El Caño-Camino de el Río-Acequia-Puente sobre el Palancia.
Acceso: Desde la Autovía Mudéjar A-23, tomamos la Salida de Soneja. Bordeamos el pueblo por la carretera CV-230 hacia Azuébar. Dejamos el vehículo tras pasar el puente sobre el río Palancia.
Recomendaciones: Llevar protector solar, agua y calzado de montaña. El camino del río y la acequia, no están marcados, pero podemos tomar la alternativa del sendero PR-CV-63.9 que va de Sot de Ferrer a Soneja. El tramo de la acequia puede resultar peligroso en algún punto si no se va con paso firme o se tiene vértigo aunque no haya demasiada altura.

Soneja y Sot de Ferrer son dos municipios ubicados en el Alto Palancia y que se encuentran junto al curso de dicho río. Estos municipios se encuentran a caballo entre la Sierra de Espadán por el Norte y la Sierra de La Calderona por el Sur.

Comenzamos nuestra ruta en las proximidades de Soneja, justo tras pasar el puente sobre el río Palancia, siguiendo la carretera CV-230 que va hacia Azuébar. Seguimos las señales del sendero conocido como PR-CV-320, camino de la Dehesa. Tras realizar unos metros de camino de tierra, la senda comienza a ascender hacia nuestra izquierda, pasando entre pinos carrascos, romeros, brezos, coscojas…

Siguiendo la senda sin parar, llegamos descendiendo ligeramente hasta un camino conocido como Cordel de Castelnovo.

Lo seguimos unos metros hasta abandonarlo, tomando un camino rural que entre campos de algarrobos, olivos y naranjos, alternando con zonas de pinar, nos llevará hasta la unión con el sendero local SL-CV- 116, que viene desde Sot de Ferrer y tomaremos el desvío hacia el Navajo de León.

Se trata de una construcción rural en piedra de más de cien años, que tenía como fin la recolección de las aguas de la lluvia y almacenamiento. Esta agua cumplía su función para calmar la sed del ganado, pastores y cazadores.

Abandonando el Navajo de León, seguimos la senda, y tras pasar junto a una explotación de cítricos, en pocos metros nos encontramos con un desvío que desciende hasta la conocida calera de San Antonio. Esta construcción de piedra en forma de pozo circular fue utilizada hasta los años sesenta para fabricar cal con piedra caliza sometida al efecto del fuego.

El proceso consistía en disponer la piedra a modo de bóveda, y encender fuego en la parte baja, hasta calcinarlas, llegando a alcanzar los 1000 ºC y manteniéndose durante 3 días y dos noches. El material obtenido se utilizaba para elaborar mortero de cal, blanquear paredes o desinfectar árboles pintándolos, así como también aljibes y o tras estancias.

Decidimos volver por un sendero diferente marcado con las mismas señales, para volver de nuevo al punto donde nos habíamos desviado. 

Tras retroceder, tomamos dirección hacia la ermita de San Antonio. Se trata de una ermita con planta de cruz latina, con origen en 1681.

Descendemos hacia la población por un encantador Calvario zigzageante que tiene sus muros encalados en blanco y todo festoneado de cipreses.

Una vez en la población, merece la pena acercarse al conjunto de la Iglesia de la Inmaculada y el Palacio del Señor, edificación civil gótica con bellas ventanas. 

También en la plaza podemos acercarnos a un antiguo pozo medieval. A pocos metros de allí, tenemos también el lavadero.

Saliendo de la población en dirección hacia Soneja, nos encontramos con los paredes de lo que fue un antiguo molino desviándonos unos metros hacia la izquierda camino del río, así como un salto de agua conocido como El Caño. 

En otros tiempos el agua era retenida con un azud y desviada para mover el molino.

Tras buscar el puente sobre el río Palancia y cruzarlo, nos desviamos por un camino de tierra a nuestra izquierda junto al puente, que tras pasar por debajo de él sigue junto al río. Una vez se acaba este puente bordeamos unos bancales hasta llegar a un punto donde nos encontramos con una acequia con agua, que nos lleva junto al río por un paisaje encantador hasta un camino que pasa junto a diversos huertos.

Sin abandonar este camino, llegamos de nuevo al puente junto al puente que nos lleva de nuevo hasta el punto donde habíamos comenzado nuestra ruta.

La otra opción sería ir hacia Soneja por el camino que surge a la derecha tras pasar el puente de Sot de Ferrer sobre el río Palancia, tomando el sendero PR-CV-63.9


Fuentes:

18 comentarios:

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

No te imaginas cómo me recuerdan las últimas fotos al canal que conduce a La Chorrera... Besos.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Salomé!

Es increíble como los paisajes quedan almacenados en nuestra mente con nuestras experiencias, y nos hacen relacionar unos lugares con otros. En ocasiones, hay elementos en común, canales, ríos, caminos, vegetación, rocas...

Besos.

teca dijo...

É como se já estivesse estado nesses lugares cada vez que venho passear por suas rotas...

Um beijo carinhoso.

elcamperoinquieto.com dijo...

Bonitas fotos...ese arroyo empedrado todo un lujo!
Saludos camperos!

Dani(Ayvoy!!!) dijo...

Hola Fernando!!!

No es preciso que una ruta tenga altura para que sea bonita e interesante,y esta que nos muestras es un ejemplo de ello´.

Cada vez que voy por la autovía Mudejar,siempre me llama la atención esa zigzagueante subida a la ermita.

Un saludo.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Teca!
Me alegra saber que eres capaz de viajar a través de un Blog en la distancia.

Besos.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Campero!
Las rutas junto al agua tienen algo especial, supongo que por que además aportan color, sonido y frescura.

Un saludo.

Javier 16 dijo...

Unas vistas impresionantes de un paisaje con alto valor paisajístico, además, unas imágenes de maravillosas construcciones que recuerdan a tiempos pasados cuando los pueblos quedaban tan alejados de las principales ciudades.
Un itinerario formidable por su riqueza.

Saludos.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Dani!

Seguro que no tardas en desviarte de la autovía Mudéjar para conocer la zona, yo me que dé sorprendido por la cantidad de elementos interesantes que hay.

No es ruta de alturas, pero si de mucho encanto.

Un saludo.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Javier!

Es curioso cuando interpretamos el paisaje con las construcciones rurales, muchas de ellas referentes a oficios ya desaparecidos. Se puede decir que siempre ha habido una relación entre la actividad del ser humano y la naturaleza que ha configurado el paisaje.

Un saludo.

José Fidel Rosillo Martínez dijo...

Hola Fernando.

Otra estupenda ruta con detalles de actividades humanas que todavía no olvidamos.

Son muchos los hornos de cal, de yeso y de tejas y ladrillos dispersos por nuestra geografía y que se encuentran expuestos al abandono, algunos de ellos verdaderas obras de arte en consonancia con el paisaje.

En Sierra Espuña (Murcia) son habituales unos depósitos parecidos a los que muestras para acumular agua, pero en este caso se trata de depósitos o pozos que acumulaban nieve.

Saludos.

Jose dijo...

Hola Fernando
Una ruta más de las tantas rutas interesantes de la Sierra de Espadan, en este caso un trayecto sencillo pero con el añadido de esta ermita que tiene muy buena pinta...

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Fernando J. Feliu dijo...

Hola José Fidel, han desaparecido muchos oficios y construcciones, pero todavía nos queda algo que hay que conservar para que no permanezcan en el olvido.

Las construcciones de neveras, también son frecuentes en Aragón y en La Comunidad Valenciana.

Un saludo.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Jose!
Una zona muy interesante, como puedes ver hay muchas construcciones rurales ligadas al paisaje.

Un saludo.

Tio Canya dijo...

Hola

Tiene buena pinta, sobretodo los tramos con agua

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Tío Canya!

Es una ruta de esas que sorprenden por el encanto de sus construcciones y por el agua. Yo me quedo con el tramo de la acequia junto al río.

Un saludo.

Emilio dijo...

¡Hola Fernando! Bonita ruta por el Alto Palancia. He pasado infinidad de veces por la autovía mudéjar y siempre se va la vista hacia la zigzagueante subida de la ermita en Sor de Ferrer. Ahora me has abierto la ruta y la posibilidad de realizarla, tal vez en verano.
Un abrazo.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Emilio!
Veo que te ha ocurrido como a mí, toda la vida pasando por delante, y resulta que llega el momento en que decides ir. Lo curioso, es que fuimos por improvisación y decidiendo los cambios sobre la ruta.

Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails