domingo, 2 de enero de 2011

MEDITAR EN LA NATURALEZA.

Cualquier momento y cualquier lugar pueden ser buenos para meditar si lo pretendemos, pero la naturaleza nos brinda ese espacio ideal. El contacto con el aire, los posibles sonidos del agua, las aves u otros animales, la luz, los aromas, el suelo, las plantas…, toda una serie de elementos que percibimos a través de nuestros sentidos. Sin pretender entrar en todo lo que implica las técnicas de meditación, podemos acercarnos  de una manera muy sencilla.
El momento ideal. Aunque muchos momentos pueden ser ideales, el amanecer y la puesta del sol son muy especiales. En estos momentos, el viento suele estar parado, con lo cual resulta más agradable. Los colores cambian progresivamente, variando incluso en tonos morados y anaranjados si el cielo no está nublado.
Postura adecuada. Probablemente, no es necesario realizar posturas complicadas o incómodas. Si tenemos la posibilidad de encontrar un tronco o roca que nos permita asentarnos de forma cómoda como si fuera una silla, puede ser útil. Procuraremos tener en todo momento la columna recta. Poniendo nuestras manos sobre los muslos nos ayudaremos a tener la postura correcta.
Si tenemos la suerte de estar en un lugar con arena como puede ser la playa o en un prado con hierba tapizante, también podemos adoptar la postura del loto, con las piernas cruzadas, procurando siempre mantener la espalda recta, la barbilla ligeramente hacia el pecho. La parte posterior de la mano, sobre las rodillas, formando los mudras (uniendo las yemas de los dedos a modo de círculo) con los dedos pulgar e índice si lo preferimos.
Es muy importante llevar prendas de vestir que no nos aprieten, así como evitar relojes y cinturones. Lo ideal es llevar ropa suelta de algodón. Si hace frío es importante estar abrigado para estar cómodos.
Respecto al tiempo, se puede decir que depende de la persona y de cómo nos encontremos en ese momento. Si no estamos muy acostumbrados a realizar este tipo de actividad, conviene comenzar por tiempos pequeños como 20 minutos, de modo que nunca nos sintamos agobiados. Conforme vayamos practicando, nosotros mismos ampliaremos el tiempo si nos encontramos bien y lo consideramos. Una respiración suave nos ayudará. Podemos contar los tiempos (por ejemplo hasta seis), en la inspiración y en la expiración, y siempre por la nariz.
Si estamos en la naturaleza, es muy importante que comencemos identificando el medio y el lugar donde estamos una vez elegido el lugar. Comenzaremos mirando todo lo que está a nuestro alcance e identificando los sonidos, así como los aromas. Poco a poco, dejaremos la vista perdida, de modo que estaremos viendo pero sin mirar nada concreto. También podemos optar por cerrar los ojos. Después de identificar los sonidos, los oiremos, pero no los escucharemos. Trataremos de permanecer en ese estado, tratando de no detenernos en ningún pensamiento (por supuesto que nos vendrán, pero no nos detendremos en ellos).

El sonido del agua tanto si estamos en la playa como cerca de un río, puede resultar muy gratificante.

10 comentarios:

teca dijo...

Ah... que paz... só de ler e imaginar, as suas palavras soaram como um vento brando...

Como é bom ver vocês de volta por aqui! Um beijo carinhoso de feliz ano novo.
Que a saúde prevaleça, com amor e alegria, para que possamos continuar a caminhada.
Felicidades para você e os seus.

Chomp dijo...

Buen principio de año, buen tema.

Hasta pronto, que sea un año excelente.

trotasendas dijo...

Nunca e meditado ni en casa ni en la naturaleza , pero debe ser muy relajante, positivo y sano. Me parece que soy demasiado activo aunque alguna vez me he subido un libro a alguna cumbre y me he relajado mucho leyendo. Gracias por los consejos quizás ahora tengo una buena oportunidad para probarlo. Saludos y buen 2011!!!

Fernando J. Feliu dijo...

¡Teca! me alegro de que te guste la entrada, es un poco diferente de las que se han publicado hasta el momento.

¡Chomp! Gracias por tus palabras

¡Trotasendas! Aunque uno sea muy activo, es bueno en algún momento detenerse a encontrarse con uno mismo. Basta con apagar esas voces de fondo que siempre llevamos en nuestras cabezas pensantes. Cuanto más se intenta, se va consiguiendo con más facilidad, pero poco a poco, y sin buscar complicaciones más allá. Seguro que en más de una ocasión caminando sólo por la montaña has participado de la meditación dinámica, disfrutando del momento y sin pensar. Piensa que también se trata de un momento que te lo dedicas a ti mismo.

Creuant Muntanyes dijo...

Gracias por la introducción a la meditación, porque la verdad nunca lo he hecho en la naturaleza y como parece interesante ahora puede que un día lo practique.
Saludos!

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Daniel!
Posiblemente crees que no has meditado nunca, pero te garantizo que sí te has acercado a ello en algún momento sin darte cuenta. A veces, cuando caminas sólo por la naturaleza, cuando haces escalada, cuando estás corriendo, llega un momento en que estás tan presente en lo que haces, que la cabeza no piensa, y ese estado es el que verdaderamente te aporta la calma.
Las danzas de los sufís, también son un modo de meditación dinámica.
Te recomiendo que alguna vez te regales un instante para ti, al entrar en contacto con la naturaleza, también te descubres a ti mismo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Fernando, enhorabuena, me parece muy interesante tu Blog. Espero que nos veamos por Manzanera y podamos comentar nuestras experiencias con la meditación!

Un abrazo,

David (Barcelona)

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola David!, me alegro de que hayas encontrado el Blog y puedas disfrutar de él.
Espero que coincidamos por Manzanera.

Un abrazo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Meditar en la Naturaleza es encontrar tu lugar en ella. Una experiencia relajante y despejante que nos pone en nuestro sitio.
Una estupenda iniciativa (la de hacerlo y la de contarlo)

Saludos.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Francisco Javier!
Me alegra mucho ver que no te suena raro eso de meditar. Muchos no lo conocen, y es más sencillo de lo que parece.

Muchas gracias por tu comentario enriquecedor.

Related Posts with Thumbnails