jueves, 19 de mayo de 2011

Papilio machaon.

En los recuerdos que guardo de mi infancia, todavía permanece el ciclo natural de esta mariposa. Mi padre plantó una mata de ruda con el fin de atraer a esta mariposa, y así sucedió. Es la mejor manera de ver todo el proceso, desde que el huevo se deposita sobre la planta, hasta que emergen los adultos y tras desplegar sus alas arrugadas se lanzan al vuelo. No hay mejor lección para alguien que le gusta aprender con la naturaleza. Esas imágenes y experiencias nunca se borran.

Es uno de las mariposas más fáciles de ver en la Península ibñérica con un gran tamaño y belleza considerable por su colorido. Pertenece a la familia Papilionidae. De 6,5 a 8 cm. de envergadura alar. Las alas son de color negro y amarillo crema. Las alas inferiores presentan ocelos en rojo
Esta especie está extendida por el Noroeste de África y por toda Europa, a través de Oriente Medio, Próximo Oriente, Asia (30-70ºN) hasta Japón. Ausente en las islas atlánticas y Británicas excepto un área restringida del SE de Inglaterra (Norkfold). En Norteamérica hay subespecies diferentes. Las alas posteriores van provistas de cola.

Según los factores altitud y latitud, nos podemos encontrar con uno, dos o tres vuelos, de febrero a octubre.

Puede aparecer en lugares tan variados como pastizales de montaña, zonas de cultivo, barrancos, ruderales, parques…. Puede presentarse desde el nivel del mar hasta más de 2000 m. Son frecuentes las concentraciones de machos en las cumbres de las montañas.
Las larvas se alimentan principalmente de diversas umbelíferas como el hinojo (Foeniculum vulgare) y diversas rutáceas como la ruda (Ruta graveolans). Son muy llamativas por su colorido, en verde, con rallas negras y punteaduras en naranja sobre rayas negras. Disponen de un órgano rojo bifurcado en la cabeza que lo muestran cuando son molestadas. En los primeros estados las larvas son de color negro con punteaduras en naranja hasta que mudan. Las pupas pueden variar de los tonos verdosos a los pardo-oscuros.

Fuentes:

- Tolman, Tom & Lewington, Richard; 1997; “Guía de las Mariposas de España y Europa”; 1ª Ed. En castellano, 2002; Lynx Editions.




12 comentarios:

AMADO MIO dijo...

Todos los días la veo por mi jardín, pero no consigo verla quieta para fotografiarla, un día lo conseguiré.
Tengo ruda en un rincón y no sabía lo que explicas, se lo enseñaré a mi nieto.
Un abrazo. Enhorabuena por esta preciosa entrada

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Amado! Trata de poner la ruda en la parte soleada del jardín y permite que crezca, a ver si hay suerte y ponen huevos. El pasado sábado vi larvas pero en la ruda de la montaña. También espero que se pare algún día y disfrutes de fotografiarla.
¡Suerte!

Un saludo.

Eugeni Guzman dijo...

Sí, Fernando, me pasa como a ti, tengo recuerdos imborrables de cuando era niño; nos comprábamos carísimos libros de determinación entre varios amigos y los utilizábamos para tal fin, en esa época no se podían capturar imágenes, las cámaras eran intocables y si algún padre la tenía, imposible utilizarla, el precio del revelado no lo permitía. Nos conformábamos con seguirlas por el campo y determinarlas. Grandes recuerdos de entonces, aún conservo los libros de Omega comprados a medias. Un saludo.
Por cierto que Papilio machaon fue el primer nombre científico que aprendí.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Eugeni!
Muchas gracias por participar con tu comentario. También en mi caso, fue el primer nombre que aprendí aunque no recuerdo exactamente el libro donde estaba la lámina ¿En el ARISTOS...? Cómo ha cambiado el tema, hoy en día tenemos la herramienta de la red para acceder a casi toda la información y al mismo tiempo trabajar con la formación. Lo importante es seguir disfrutando de estas pequeñas cosas como un niño durante toda la vida.

Un saludo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Una auténtica joya de nuestra entomofauna. La mariposa es digna del Trópico y la oruga no se queda atrás.
Hermosas imágenes, Fernando.
E interesantes apuntes sobre las plantas nutricias de la especie.
Saludos.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Francisco Javier!
Se trata de una auténtica joya, pero el disfrute en este caso está a nuestro alcance.

Gracias por tus comentarios.
Un saludo.

Javier 16 dijo...

Tienes razón; “esas imágenes y experiencias nunca se borran” sobre todo, cuando agitas la ruda y te alcanza las fosas nasales el olor almizclado que emana dicha planta. Por el contrario, también al margen de anécdotas no exentas de humor, está la belleza de las larvas y la mariposa, cuyos colores se graban de por vida.
Yo soy algo matraco para fotografiar algunas mariposas.

Saludos.

teca dijo...

Fernando, eu sempre gostei muito das borboletas. Meu avô materno sempre as observava para estudo... Então, algumas vezes eu o acompanhava ao campo.
Borboletas, como sempre digo, são flores que voam... embelezam os campos e ajudam na polinização de muitas plantas.
Sempre é um prazer vir aqui ler e ver suas imagens.
Um beijo carinhoso.
Boa semana, querido.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Javier 16!
Me alegra mucho el comentario que haces sobre la memoria olfativa, sobretodo cómo actúa en la infancia creando además en la mente sensaciones imborrables.

Un saludo.


¡Hola Teca! Muchas gracias por tu comentario.Ya veo que te encantan las imágenes de las "borboletas". Su papel es muy importante en la naturaleza.

Un beso.

Jose dijo...

Hola Fernando
Que bueno, un primer plano impresionante y con una nitidez perfecta, pero aún mejor los detalles de la explicación.
Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Jose! (TROTASENDES BENICALAP)
Gracias por el comentario. No son fotos perfectas, pero intento mejorar poco a poco. Normalmente trato de centrarme en la botánica y la fauna que encuentro al paso en las rutas.

Un saludo.

Belen Menéndez Solar dijo...

Hola, Fernando: muchísimas gracias por seguir mi blog y felicidades por el tuyo. Un saludo desde Asturias.

Related Posts with Thumbnails