martes, 15 de mayo de 2012

PUNTA DEL HIDALGO - EL BATÁN DE ABAJO. Tenerife.


Fecha: 30-4-2012
Participantes: Silvia y Fernando.
Distancia: 13 km.
Tiempo: 4 horas
Dificultad: Alta.
Recorrido: Punta del Hidalgo-Canal del Barranco Seco-Bejía-Batán de Abajo-Barranco del Tomadero-Punta del Hidalgo.
Recomendaciones: la ruta no tiene dificultades técnicas, pero puede ser peligrosa en caso de lluvias tanto por los resbalones como por las posibles avenidas de agua y desprendimientos. Aunque hemos vuelto por el canal, se recomienda volver por el fondo del Barranco del Tomadero, que se convierte en el Barranco del Río, ya que el Canal del Tomadero resulta estrecho y peligroso por la panza de la roca en algunos tramos. Caminar con mochila por sendas donde la roca tiene panza puede resultar muy peligroso, pues al tropezar con la mochila perdemos el equilibrio y caemos al precipicio. Llevar agua suficiente, protector solar, gorra y linterna o frontal.
Acceso: Hay diversas formas de acceso, si accedemos por la Autovía del Norte TF-5, podemos tomar la salida de Tacoronte, seguir por la TF-16 pasando por Valle de Guerra y Tejina, para luego acceder por la TF-13 hasta su final en la Punta del Hidalgo. También de puede acceder desde San Cristóbal de La Laguna por la TF-13 pasando por Tegueste y Tejina, hasta su final.

Comenzamos nuestra ruta en La punta del Hidalgo, a muy pocos metros del mar, justo donde se acaba la carretera TF-13. Allí podemos dejar el vehículo. Seguimos la carretera hacia atrás, en busca de la Iglesia. Una vez lleguamos allí, encontramos una calle por donde pasa el sendero de pequeño recorrido TF-11. Ascendemos por una fuerte pendiente entre viviendas hasta llegar a un depósito de agua.

Poco a poco, vemos conforme nos elevamos el paisaje con las casas y el mar al fondo, destacando en todo momento el faro ubicado en la Punta del Hidalgo a modo de monolito moderno.

Llega un momento en que nos desviamos a la izquierda siguiendo el PR-TF-11, pero lo abandonamos a los pocos metros, tomando una senda a nuestra izquierda que asciende ligeramente manteniendo casi la curva de nivel, y se reencuentra con el cauce de un antiguo canal, se trata del Canal del Barranco Seco. Se puede pasar con facilidad, pero hay que llevar paso firme y no tener vértigo.

A nuestra izquierda veremos en todo momento el cauce del Barranco Seco. El canal tiene muchos tramos excavados en la roca y sigue la curva de nivel serpenteando entre unos paisajes que cada vez son más atractivos. Puede haya agua en varios de los tramos si ha habido lluvias recientes.

El último tramo del canal lo tendremos que hacer con frontal, ya que el túnel por donde pasamos es bastante largo. Cuando acabamos el último tramo, vamos a parar a una especie de presa que en otras épocas servía para desviar el agua. En esta ocasión había algo de agua en el cauce. Seguimos la senda en sentido ascendente y vemos una pared por donde cae algo de agua y finaliza el cauce. Hay una tubería que nos sirve como referencia para no perder la senda.

Al final de la pendiente nos encontramos con un camino y con unas edificaciones rurales. Seguimos por  una carretera que va hacia el Batán de Abajo, pero nosotros seguimos las marcas del PR-TF-11, con el cual nos reencontraremos al nivel de la carretera.

Este sendero se introduce por un camino que pasa entre diversas edificaciones rurales de una aldea conocida como Bejía, abandonando la carretera de asfalto. Saliendo de Bejía seguimos las señales que nos llevan descendiendo hasta un área de recreo donde hay una fuente, poco antes de llegar al Batán de Abajo. En el Batán podemos ver las edificaciones. Es una de esas pequeñas poblaciones que se fueron abandonando con el éxodo rural. Hay servicio de bar y parada de guagua.

Si estamos atentos, podemos ver en una de las calles del batán un cartel indicador que señala la senda hacia la Punta del Hidalgo.


La senda es de gran belleza, y desciende entre terrenos muy escarpados. Los verodes festonean el sendero dándole una belleza muy especial.

Llega un momento en que la senda se desvía hacia la izquierda, y siempre en sentido descendente, hasta llegar al fondo del Barranco del Tomadero.

Una vez llegamos al fondo del barranco, que en esta ocasión llevaba agua, nos encontramos con el tomadero y con el inicio del canal del Tomadero.

Descendiendo por el fondo del barranco vamos a parar al mar. En la desembocadura, y hacia la izquierda, nos encontraremos con el camino de tierra que nos lleva de nuevo al lugar donde habíamos dejado el vehículo.

15 comentarios:

Emilio dijo...

¡Hola Fernando!Otra preciosa ruta en Tenerife.Precioso el barranco y las vista desde la cima. De nuevo me llama la atención la diferencia de paisaje con el que tenemos aquí. Ello le da un especial encanto.
Un abrazo.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Me ha fascinado. Los canales colgados son preciosos. Besos.

Dani(Ayvoy!!!) dijo...

Hola Fernando.

Una ruta que por lo que se ve es muy aventurera.
Los paisajes de Tenerife son una pasada,únicos.

Un abrazo.

El tejón dijo...

Que envidia, es una pena que me pille un poco a desmano,jeje
Saludos.

trotasendas dijo...

Bonita ruta Fernando , aunque me suena que ya la hicisteis en otra ocasión ¿ me equivoco?. Aunque de todas maneras parece una de esas rutas que no importa repetirlas.
Saludos

Tina Moriano dijo...

Que ruta mas bonita! los paisajes son impresionantes.

AL FILO DE LA NAVAJA... dijo...

Hola Fernando, esos canales son una auténtica pasada es todo un lujo pasear contigo por esas rutas que aunque nos pillan un poco lejos, de tu mano, las podemos disfrutar casi casi "in situ".
Un abrazo.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Emilio!
El paisaje es muy diferente, especialmente debido a que se trata de una isla influenciada por el Atlántico y también debido a la latitud.Por eso tiene un encanto especial.

Un abrazo.




¡Hola Salomé!
En estas islas es muy importante la presencia de canales, ya que sirven para recoger las aguas a partir de los tomaderos y las diversas galerías. Son imprescindibles para transportar el agua y utilizarla para uso agrícola y de consumo humano.

Besos.




¡Hola Dani!
Las rutas de este tipo son siempre una aventura y hay que tener precaución, pero como puedes comprobar los paisajes son impresionantes.

Un abrazo.




¡Hola Tejón!Pilla un poco lejos, pero siempre cabe la posibilidad de que surja la idea de acercarse por Tenerife y conocerlo a fondo.

Un abrazo.



¡Hola Trotasendas!,
Te equivocas totalmente, pero no me extraña que te suene, porque hay muchos canales de este tipo por toda la isla. De todos modos, no me importaría repetir, ja, ja, ja...

Un abrazo.


¡Hola Tina!
Seguro que te encantaría plasmar estos paisajes en tus acuarelas. He tenido la suerte de ver acuarelas muy buenas de las islas, hay muy buenos acuarelistas allí.

Besos.


¡Hola Carmen y Alfonso!
Nunca se sabe cuando puede saltar la liebre y aparecer la ocasión de acercarse por la isla. Seguro que os sorprenderíais.

Un abrazo.

Jose dijo...

Hola Fernando
Otra por Tenerife y bonita de verdad, acabarás recorriendo la isla entera...Que suerte!!!

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola José!
Por mucho que la recorro siempre me quedan rincones por descubrir.

Un abrazo.

Javier 16 dijo...

Me he quedado alucinado con la obra de ingeniería tan minuciosamente construida y adherida a la roca para el traslado del líquido vital.
El paisaje es monumental a pesar de su aridez. Magnifico.

Saludos.

teca dijo...

Uma rota especialmente bonita, embora seja de uma aridez aparente...

Beijo carinhoso.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Javier!
Aunque te suene extraño toda la isla está llena de obras de ingeniería como ésta. Recolectar y transportar las aguas en una isla es muy importante para el abastecimiento humano y para la agricultura.

Un saludo.



Hola Teca,
La aridez también tiene un encanto especial en el paisaje.

Besos.

José Fidel Rosillo Martínez dijo...

Hay dos cosas que me han llamado bastante la atención en esta entrada:
En primer lugar el ingenio de las gentes del lugar para poder captar el máximo de agua dulce a través de canales y túneles.
En segundo lugar, la fragilidad de estos paisajes, evidente en la erosión y en la pérdida de vegetación a lo largo de las sendas muy transitadas.

En muchas zonsa de canarias, un ejemplo de armonía entre hombre y naturaleza.

Saludos.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola José Fidel!
En una isla es muy importante garantizar el agua para la agricultura y para el consumo. Aún así, no todas las aguas son de calidad, pues muchas llevan demasiadas sales que incluso llegan a cerrar las tuberías.
Aunque estos paisajes te parezcan frágiles, todavía son mucho más los de las cañadas del Teide. El peor de los problemas que veo, es la proliferación de tuneras y piteras, así como otras plantas invasoras que acaban con la vegetación autóctona. También muchas de estas plantas se han extendido al abandonar zonas de cultivo.

Un saludo.

Related Posts with Thumbnails