lunes, 13 de enero de 2014

LAS SABINAS DE EL HIERRO (Canarias)

Juniperus turbinata subsp. canariensis (Coníferas)

Uno de los mejores recuerdos que nos podemos llevar de la isla de El Hierro, es la imagen en la retina de la sabina de El Hierro. La belleza de sus troncos retorcidos acompaña a las caprichosas formas de estos árboles azotados por el viento. La zona donde hay una mejor representación con ejemplares antiguos, es la Dehesa, cercana a la ermita de la Virgen de los Reyes, ubicada en la zona Oeste de la isla de El Hierro.

La especie es endémica de las Islas Canarias. Donde más abunda es en El Hierro y en La Gomera, aunque también está presente en Tenerife, en la Palma y en Gran Canaria.
 

 Recuerda mucho a la especie Juniperus phoenicea que encontramos en la península.
Este árbol puede llegar a los 8 metros de altura. Es una especie monoica. Las hojas escuamiformes. Florece en invierno, primavera y otoño. Su fruto es un cono globoso de color verde al principio y rojizo y resinoso al final, madura durante el segundo año
Su escasez es debida a la antropización de las islas durante siglos, ya que su madera se utilizaba para construcciones, leña, y fabricación de herramientas.

La presencia de córvidos, es necesaria para su multiplicación, ya que la semilla es atacada por los jugos del estómago. De otro modo es difícil su germinación. Esto ocurre con todas las especies del género Juníperus.
 
De todos los ejemplares que encontramos en el sabinar de la Dehesa, hay uno de ellos que llama la atención por su espectacularidad y forma caprichosa, modelada por el viento. Este ejemplar es tan bello, que se puede decir que se ha adoptado como uno de los emblemas más representativos de la isla.

 

 

6 comentarios:

teca dijo...

Preciosas formas que encantam as retinas e a imaginação...

Bonito passeio...

Beijos.

El tejón dijo...

Cuanta belleza, ya me gustaría poder abrazar eso troncos leñosos.
La última foto es una pasada.
Saludos.

Fernando J. Feliu dijo...

Hola Teca, es increíble ver como los seres vivos se adaptan a las condiciones del medio.

Besos.

Fernando J. Feliu dijo...

Hola Tejón,

Es impresionante ver estos árboles, además, tienen tantos años que no me atrevo ni a calcularlos, pues las sabinas pueden alcanzar más de mil años dependiendo de la especie. El crecimiento es mucho más lento de lo que la gente se imagina.

Un saludo.

Emilio dijo...

¡Hola Fernando!Tengo una debilidad especial por los árboles en general. Estas sabinas que nos presentas son espectaculares. Preciosas. Gracias por mostrarnoslas.
Un abrazo.

Fernando J. Feliu dijo...

Hola Emilio, lo que más sorprende es cómo soportan el clima duro de la isla.

Un saludo.

Related Posts with Thumbnails