jueves, 8 de abril de 2010

CALOMARDE-FRÍAS DE ALBARRACIN. PR-TE-2. Teruel


Fecha: 3-4-2010
Participantes: Esteban, Silvia y Fernando
Distancia: 16 km. (ida y vuelta)
Dificultad: Media-baja
Tiempo: 4 horas (ida y vuelta)
Cartografía: 25-22. Tragacete. Servicio Geográfico del Ejército
Acceso: Desde la Autovía Mudéjar A-23, Tomamos la salida en dirección Albarracín. Tras un breve tramo por la N-334, Tomamos la A-1512, en dirección Albarracín, para después de pasarlo, por la A-1703 y A-1704, llegar hasta Calomarde.
Recomendaciones: Aunque hay fuentes, conviene llevar cantimplora, gorra, protección solar, botas de montaña, y ropa de abrigo por si hay algún cambio repentino de tiempo. Antes de llegar a Calomarde, en la misma carretera, podemos disfrutar de ver la Cascada de la Batida.
Recorrido: Calomarde-Molino de Abajo-Molino de Las Pisadas-Fuente del Berro-Fuente de Valdeloshuertos-Fuente de la Toba-Frías de Albarracín (Y a la inversa).




Tomamos nuestro sendero en la población turolense de Calomarde, justo por donde va el barranco de la Fuente del Berro. El inicio del camino nos lleva por una ancha pista que nos adentra por entre las elevadas paredes de roca caliza que configuran el paisaje. Siguiendo en todo momento por la orilla del río, dejaremos a nuestra derecha un alto farallón de roca, conocido con el nombre de El Moricacho. Tanto en esta formación rocosa como por los alrededores, existen diversas vías preparadas para la escalada deportiva en roca.
Pasando junto a la presa de Los Ahogados, en unos metros, nos encauzaremos por una senda más estrecha, que va por el borde de las rocas y va dejando el río abajo a nuestra izquierda. Al principio, tendremos una pendiente, que va bordeando todo el cañón.
La vegetación predominante en la zona, es el pino silvestre (Pinus sylvestris), característico de esas altitudes. También abundan las aromáticas como el tomillo (Thymus vulgaris), la lavanda (Lavandula latifolia), la salvia (Salvia lavandulifolia) y la Santolina chamaecyparisus. Una de las curiosidades que podemos detectar sobre las ramas de los pinos, es la presencia del muérdago (Viscum album), planta hemiparásita que según se dice, se desarrolla en aquellos lugares donde el aire es muy limpio.

Una vez superado el punto más elevado, comenzaremos a descender hasta llegar al Molino de Abajo. Sin perder en ningún momento las señales de color blanco y amarillo, cruzaremos el río saltando por piedras. (El río se cruza justo al nivel del Molino de Abajo). Si viene bastante agua, lo más probable es tener que descalzarse.
Continuaremos todo el rato, por un pinar que va en todo momento junto a la orilla del río hasta llegar frente al Molino de las Pisadas, lugar donde tendremos que saltar de nuevo el río. Este lugar tiene excelentes prados donde tumbarse a descansar sobre la hierba.

Los molinos, son construcciones que nos recuerdan oficios del pasado ya desaparecidos. Apenas permanecen en pie unas paredes, que en otro tiempo albergaban la maquinaria que era movida por la fuerza del agua.

Junto al Molino de las Pisadas, nos encontramos con unas ruinas, que en su momento formaban parte de unas instalaciones adecuadas para la fabricación y la posterior cocción de las tejas. Estos lugares siempre se ubicaban en una zona con agua asequible, y que además tuviera cerca la posible extracción de la arcilla para preparar el barro con el que serían artesanalmente modeladas las tejas. Después de secas al sol pasaban al horno de leña.

El pastoreo todavía forma parte de la actividad económica de la zona, especialmente ganado ovino.

Desde el Molino de las pisadas siguiendo las señales, el camino está bien definido. Poco a poco, sin perder de vista el río llegaremos a una pista de tierra donde también tenemos la opción de ir por el barranco de la Hoz hasta Frías de Albarracín. Sin abandonar la pista, nos encontramos con la Fuente del Berro a nuestra derecha y un merendero con instalaciones a nuestra izquierda, lugar idóneo para tomar agua y descansar. A partir de aquí, seguiremos en todo momento por la pista de tierra que nos llevará hasta Frías de Albarracín, con densos pinares a ambos lados. Pasaremos por la fuente de Valdeloshuertos y después por la fuente de la Toba.

Una vez superada la pendiente final, en pocos metros podremos divisar en el fondo la población de Frías de Albarracín que nos espera.

En todo es trayecto es posible que nos encontremos con ciervos, pero si no tenemos esa suerte, detectaremos su presencia observando la huellas que dejan en el suelo y los excrementos.
Fuentes:

3 comentarios:

Reflexión Pensativa - Postales Turísticas dijo...

Gran entrada.

Un saludo.

José Esteban dijo...

Que bien lo pasé, y que variedad de paisaje...

Gracias por la invitación.
Un saludo
Jose.

ruma2008 dijo...

Al parecer, para difundir a través de mi frente muy inmediato.

Muchas gracias por sus hermosos paisajes.

Su fotografía es muy espléndido.

Gracias por visitar mi blog.
Y, gracias por su siempre admirando mi caligrafía.

fin de semana feliz.
Desde el Lejano Oriente.
Un cordial saludo.
ruma

Related Posts with Thumbnails